Si no sabes donde ir mucho mejor, adapta el destino a tu presupuesto y no tu presupuesto al destino, así conocerás lugares increíbles y no estarás pagando tu viaje por los próximos 3 años.

Ingresa a Google Flights y coloca tu ciudad de origen, de esta manera podrás comenzar a calular tarifas

 

Busca una ventana de fechas que se acomode a tu disponibilidad, piensa siempre que los pasajes pueden variar de un día para otro, generalmente volar de viernes a lunes será más caro que de martes a jueves, piénsalo de esta manera: los viajeros de negocios lo hacen lunes y viernes y los de placer fines de semana en su mayoría. No te amarres con la fecha.

Indaga las ventajas y desventajas de los destinos que se amoldan a tu presupuesto, no solo debe pesar el precio, en este momento los deseos pesan más, teniendo en cuenta que elegiste los destinos que se acoplan a tu presupuesto.

Si ya elegiste tu destino, no te quedes solo con esa opción entra a la página de la aerolinea o a diferentes buscadores de pasajes aéreos como:

Nunca lo olvide, tu viaje no comienza hasta que no decides embarcarte.